• Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Tres poemas

Poema

Alejandro Ortíz

I.- TM


El Hombre es marca registrada,
símbolo universal de lo macizo.
Cada uno es su propia fortaleza
observable desde el espacio,
sosteniendo la tierra en sus hombros.

Una cana de vello facial
es una paloma volviendo
con olivos en sus garras,
emblema prístino de tranquilidad.

Pero ser Hombre es trabajo extenuante,
en los pechos frondosos,
su centro de poder,
se ciñen más que sólo pelos.
El Hombre alberga dudas y temores,
que por macho, tiene que tragar.
Tres partes estoico,
una parte sensible,
el pilar de la humanidad
es un sauce llorón y ultrapolinizante.

En un mundo liberado por el hombre,
el Hombre no encuentra su rincón de libertad.

II.- El hombre en búsqueda de la felicidad


Una corcholata magnetica
que corona el norte.

Fogatas orinadas
son cartografía souvenir.

La luna es confidente de paso
noche tras noche,
tras noche,
tras noche.

Hasta que llega el día.

El éxodo de la testosterona ha llegado por fin a su nuevo amanecer.

En el suelo, frente la puerta,
una botella de destino a medio romper.
Sobre la pared, una placa de mithril que lee:

<<Bienvenido seas, hermano,
      al clandestino taller de autos

                                 y conciliación.>>

III.- La Machicueva


Chaparreras, boinas,
franelas e interiores Froot of the Loom
son pilotados por hombres
que triscan en tertulia por todo el lugar.

Lámparas de keratina
dan rubor a unas mejillas
montadas sobre su luna High Life,
centros de mesa

con arreglos florales de mazorca,
calendarios sin intención de marcar la fecha,
y marinitas espolvoreadas con proteína:
el escenario está listo
para una velada agresivamente sensible.

Cada 31 de mes y 29 en bisiestos
se reúne en modo incógnito la virilidad de la región
a un taller que no existe frente los ojos de la sociedad.

Un espacio seguro donde el macho moderno
puede hacer lo que no debe.

Antes de sesión:
El tradicional intercambio de tarjetas Playboy cromadas
colección de hombrías resplandecientes,
se reparten panfletos con descuentos
para el curso comunitario Build-a-Boot,
y otros hombres se relajan bajo trance
con mandalas eróticos para colorear.

Y de pronto, al unísono ¡Salud!
La trucha cantora de la pared da por inaugurada
la hora del trancazo emocional.

Los Hombres esperan en círculo
a que orbite hacia cada uno la guama del habla
para poderse ponchar.
Para poder confrontar civilizadamente a sus iguales,
enterrar sus riñas para encontrar el amor en hermandad
y consumirse enteros en el más sincero de los abrazos platónicos*

Porque de tanto trascender
se desgasta el chasis
y el rumbo se pierde.
Por eso:
Puto el que no lea
de su diario personal
en el brío terapéutico
del Taller de Autos
y Consiliación.

(Se vale llorar)

*Los abrazos más fuertes participan en la rifa de un mofle nuevo.

_____

Alejandro Ortíz estudió dos años la licenciatura de Letras en la UDEM y actualmente cursa su primer semestre Ingeniería de Tecnologías Computacionales en la Universidad Regiomontana, participó como fundador y creativo en el proyecto Ediciones Palíndromo.