• Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon

Galenos 

Poema

Javier Paniawa

Resistencia pacífica

Nunca había estado en una playa
donde la manca caricia de su viento no cesara.
Aquí o cerca de aquí debe vivir alguien
que confunde el agua del mar con lava,
y sopla fuerte, equitativo, a todo pulmón.
Hay una nube solitaria en el cielo,
rezagada, quizá ciega;
no vale la pena encontrarle forma o bautizarla,
está por apilarse en la fosa común de los invertebrados.

Aquí salpican la brisa y los futuros recuerdos,
yo los organizo con parpadeos sobre la arena.

Sé de cierto que el horizonte del mar
es una beta de hipótesis sin pie de página
y un harem de musas analfabetas
prestas a aprender abecedarios sin sonido,
prestas a creer una nueva teoría
del origen de ellas y de la vida.

Hay una competencia entre las olas
por convertirse en espuma y luego en arena.

El océano es la razón del porqué
se cree en otra vida después de la muerte.
El atardecer es el pantone de los poetas que escriben a color.

Ha llegado la hora de irse para evitar la costumbre;
me resisto al anochecer y a todo lo que les devuelva

su explicación real a las cosas.
A todo aquello que le ponga siglas
a lo minúsculo que soy.

No es una mujer sencilla

No es una mujer sencilla.
Si la hago analogía con luna
tiene que ser de una luna llena;
ella no tolera el cuarto menguante.

Decirle tu mano en mi mano
sería equivalente a caminas sola;
caminamos abrazados
para asumir que deambulamos juntos.

 

No es una mujer sencilla

no basta una docena de flores
y no es que no la conmuevan
sino que las prefiere enraizadas.

No es suficiente mi desvelo
debo cantar aunque ella no escuche
porque si despierta y estoy callado
para ella, dormí con los ojos abiertos.

No es una mujer sencilla
si le escribo acerca del mar
deben saber a sal las palabras
debe encontrar arena en la hoja.

Jamás me ha respondido
con un déjame pensarlo;
porque siempre le propongo
déjanos vivirlo.

No es una mujer sencilla
debo escalar muy alto para verla
pero una vez que toco su puerta
ella me abre su corazón.

Criterios mayores

Tengo un solo vicio: vivir.
Nada más un miedo: la muerte.
Puedo presumir de un talento: memoria.
Una devota creencia: poesía.

Después de la vida: nada.
Para no morir pronto: amar.
Para eternizar un recuerdo: reír.
Si estremece al instante: creer.

Ante la nada inminente: crear.

Forma de amor verdadero: uno mismo.

____

Chilpancingo, Guerrero, México (1988). Premio Estatal en composición literaria: poesía, en el Festival de arte y cultura Guerrero 2005. En 2009 publica Unísono, su primer libro en edición digital, el cual se distribuye de manera gratuita en la Facultad de Medicina de la
Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) donde en ese entonces se encontraba estudiando.

 

Colaborador de poesías en la revista “Beat” de Arte y cultura digital, de la
revista “Río Arriba” coeditada por la UNAM, de la “Revista Conexos” Miami, Florida,
entre otras. En junio del 2013 la Dirección de Cultura del Gobierno Municipal de Acapulco
le otorga el premio de Estímulo a la Creación Artística de Acapulco, por Relatos de un
Médico Pasante en la disciplina de literatura. Su último galardón se lo otorgó la
coordinación de asuntos de género de la UAGro por haber participado con 3 poemas en la
campaña contra la violencia hacia las mujeres y las niñas. Este año publicará el poemario
Galenos bajo el sello editorial de Versonautas. Es médico cirujano y médico estético.
Radica y ejerce su profesión en la Ciudad de México.